Rebif 44

Rebif 44: ¡Ha pasado un año desde que empecé mi tratamiento contigo!

¿Qué es?

Rebif es un tratamiento modificador de la EM y forma parte de los tratamientos de primera línea.

Rebif pertenece a una clase de medicamentos conocidos como interferones (beta-1a). Son sustancias naturales que transmiten mensajes entre las células. Los interferones son producidos por el organismo y juegan un papel esencial en el sistema inmunitario. A través de mecanismos que no se conocen totalmente, los interferones ayudan a limitar el daño del sistema nervioso central asociado a nuestra Amiga Esclerosis Múltiple.

Rebif es una proteína soluble altamente purificada, que es similar al interferón beta natural producido por el cuerpo humano. Se ha demostrado que disminuye el número y gravedad de los brotes y que retrasa la progresión de la incapacidad.

El tratamiento consiste en:

  1. 1 inyección tres días a la semana en casa. Ya estoy acostumbrada a inyectarme heparina desde que me diagnosticaron el Factor V Leiden en mi segundo embarazo, con lo que no me resulta nada complicado.

  2. Análisis de sangre cada seis meses. Los resultados los pasan de urgencia a mi neurólogo, con lo que al día siguiente mi enfermera me llama para decirme si todo va bien.

La Seguridad Social me facilitó:

  1. 1 máquina muy cómoda automática para inyectarme.

  2. 4 cartuchos de tratamiento. Cada 4 semanas, voy a la farmacia del hospital a coger otros 4 con una receta del neurólogo.

  3. 1 caja de inyecciones.

  4. Crema para hidratar la zona de los pinchazos.

  5. Pilas, alicate y destornillador para la máquina.

  6. 1 nevera para transportar la medicina.

  7. 1 mochila estupenda para llevar todo recogido.

  8. 2 depósitos de reciclaje de inyecciones que entregaba lleno en el hospital.

  9. Por último, pero no menos importante, una explicación completísima de cómo tengo que proceder absolutamente para todo. Mi enfermera se encargó de ello. Supongo que tu tendrás la tuya, para mi es importante tenerla a golpe de teléfono para todo. Desde aquí ¡Gracias!.

Vamos, como una reina, no me puedo quejar de nada de la SS. Cada vez que falta algo para inyectarme, la farmacéutica, en este caso Merck, me envía un mensajero a casa con mi petición con una simple llamada de teléfono.

Los efectos secundarios:

Los efectos secundarios que yo sufro han ido cambiando en diferentes fases:

  1. Primer mes: no tengo ningún efecto secundario, ni siquiera tomo el paracetamol o ibuprofeno antes de inyectarme. ¡Qué suerte!

  2. Cuarto mes al doce: me cambian la dosis de Rebif 44 a Rebif 22 ya que los resultados de los análisis de sangre indican que la medicación me está modificando las transaminasas. Las tengo cuatro veces más altas de lo normal. El cambio es fatal, mi cabeza empieza a dolerme de una manera anormal, nada lo alivia, ni dormir puedo.

  3. Los pinchazos: No tengo ningún problema con los pinchazos, eso sí, siempre turno cada uno de ellos como me enseñó la enfermera. Lo único que  es realmente incómodo es ir con todo el cuerpo lleno de marcas moradas o coloradas. Cada pinchazo deja una señal durante varias semanas. Ayuda mucho a que desaparezca antes la crema hidratante de Merck.

Esta es mi experiencia con Rebif 44 y 22.¿Cómo te va a ti con el Rebif 44 ó 22? ¿Tienes dolores de cabeza?

Un abrazo fuerte y ¡Hasta pronto!

E.M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *